martes, 8 de enero de 2008

Reyes, Reyes.

¡Cuánto tiempo! Pero ya estoy vivo, sobre todo, y como siempre, la vuelta al instituto reactiva la parte de mi esfuerzo diario dedicada al blog (parecerá mentira...) y lo primero que se me viene para contar, son los fantásticos regalos de Reyes.

Me han tenido en tensión todo el tiempo, ya que tuve problemas con mi madre y me hizo creer que no me regalarían nada (al menos, yo lo creía) y cuando me levanté esa mañana del seis de Enero desganado (y muerto de frío, me tuve que poner dos sudaderas porque no paraba de temblar) y comenzé a abrir los regalos... y ¡wow! No me esperaba tanto ni tan bueno. Empiezo el despiece:

- Un mundo sin fin, de Ken Follet. La continuación de un libro que me gusta muchísimo: Los Pilares de la Tierra.

- Metroid Prime 3: Corruption. El juego MOLA. Le tenía bastantes ganas.

- Nokia 5200. La verdad que necesitaba un nuevo móvil y esto me ha venido muy bien.

- Ropa. Lo típico, tres camisetas, un pijama.

- Portátil Acer Aspire 7720. Es DIOS. Abosultamente. 17'' de pantalla, webcam con calidad increible integrada, una GeForce 8400 GS, 2 gigas de RAM, 160 de HD, un procesador Corel 2 Duo a 1'5 Ghz. Nada mal. Y sí, tiene Windows Vista. Pero no me quejo, para nada. Dejo una captura con mi escritorio en este portátil:

Pincha en la imagen para verlo más grande.


Pues eso, muy contento estoy.

Nos vemos.

Edit: Lo sé, os debo algún ánalisis o algo, pero estoy tan vago...

1 comentario:

Mindro dijo...

¡Maldito! Yo quiero un portátil como ese @_@