sábado, 24 de noviembre de 2007

Super Mario Galaxy - Reseña.

Escrito originalmente para Sleep with me S.A.

“…el Rey ha vuelto.”

¿Quién no conoce a este alegre saltimbanki? Son muchos años ya, dando saltos por nuestras pantallas. Y esta vez el salto es al espacio.

Y es que, no se llama Super Mario Galaxy por nada. A pesar de que sus ventas en Japón sean más bajas de lo esperado, todo el sector esta de acuerdo en que este es el mejor juego de Wii, hoy por hoy. Seguramente, uno de los mejores del año. Y, aunque suene pretencioso, más de uno lo pone como el mejor de la historia. Quizás esto sea exagerado (definir el mejor juego de la historia es algo bastante complicado.) pero aún así nos encontramos ante un juego muy bueno.

Empieza cómo Mario 64, con una carta de nuestra querida Peach. En esta carta nos invita a disfrutar del Festival de las Estrellas con ella. Nada más leer la carta, nos encontraremos en el Reino Champiñón avanzando hacía el castillo. Durante estos minutos previos al juego en sí, podemos probar los saltos, coger los primeros trozos de estrella (y lanzarlos) y, en definitiva, aclimatarnos al control con el Wiimote. Ya en esta “fase-tutorial-intro” podemos apreciar la belleza de las luces y el trabajo que tiene el apartado gráfico. Y es que, a pesar de las limitaciones de Wii, visualmente el juego es sublime. No es precisamente un Crysys en cuanto a gráficos, pero… ¡es Mario! El bigotudo fontanero no necesita gráficos de lujo para encandilarnos ;)

Una vez que llegemos al castillo, presenciaremos cómo, literalmente, roban el castillo. Aunque en el último momento podemos agarrarnos al castillo, caemos al espacio, llegando a un pequeño planeta donde unos conejos nos darán un repaso de los controles y adquiriremos el movimiento caracteristico de Mario en este juego: el giro.

Para hacer el giro, agitamos el Wiimote y Mario gira sobre sí mismo, pudiendo así rechazar a los enemigos, vencerlos ó, si lo ejecutamos en el aire, saltar más alto. La verdad que el movimiento, a la par que útil, me parece muy carismático. Los demás movimientos son los de siempre: Triple salto, salto escalada, voltereta lateral, salto bomba, salto de longitud, etc.

También, a lo largo del juego, encontraremos setas o flores que nos darán poderes. Desde la que nos transforma en Mario Abeja (archiconocida a estas alturas) hasta la curiosa Flor de Hielo, que nos transforma en Mario Gélido permitiendonos congelar el agua y patinar sobre ese agua.

Así, la jugabilidad está bien cuidada y llena de estos pequeños detalles que le llenan a uno.

La música, completamente orquestada, ha mejorado muchísimo. A lo peor, puede pasar desapercibida, pero por norma general oiremos bellas melodias acordes con la temática de la galaxia en la que nos encontremos.

El multijugador es algo de lo que nunca ha necesitado demasiado un Mario, pero bueno, este incluye multijugador. Conectando un segundo Wiimote, podremos parar a los enemigos, lanzar trozos de estrellas y hacer un salto más alto de lo normal. No es que sea una maravilla, ni es imprescindible, pero en algunos momentos viene bien tener a alguien que nos eche una mano parando a los enemigos o las balas de cañón :)

Sobre duración, decir que da para mucho, aunque depende de cómo se enfoque la experiencia de juego. Si intentas conseguir todas las estrellas (sí, las 120 al completo) te va a dar para mucho. Si simplemente vas a completar la historia, te puede durar bastante poco (en torno a las 15~20 horas, estimo.), pero aún así hay una sorpresita en forma de fontanero verde al conseguir las 120 estrellas, lo que es un buen aliciente para buscarlas todas.

No voy a profundizar mucho más, ya que sería rellenar esta reseña. Pero sí que digo que estamos ante un JUEGAZO, con mayúsculas. Si tienes Wii, compra obligada. Si no, también (o que te lo deje algún vecino o amigo, aunque eso te obligaría a esperar mucho tiempo). Estás ante una genialidad de esas que se ven cómo mucho tres o cuato por generación, y esta, es una.

Que les sea leve el perido pre-vacacional.


3 comentarios:

Kreft dijo...

Buena reseña. Yo estoy que no vivo esperando a las vacaciones...

PD: Te odio por tener el Galaxy.
PD2: Yo tengo el Rayman 3 xD.

Kabul dijo...

Yo también te quiero, Kreft.

Gracias.

~Kyo chan~ dijo...

¿No he comentado en tu blog? O.o la mae que me trajo que esto no pue sé! XDD
Diox diox, que me he vuelto a leer la reseña y pensar que tengo el Mario Galaxy escondido por algún lugar de la casa y que hasta el 6 de enero no lo volveré a ver... ganas de mataaar aumentaandooo >o> xDDD

Umm... mejor dejo la paranoia a un lado xDDD

Sigue haciendo reseñas tan buenas! *o*